La verdad extraña de los bebés en el regazo de un mendigo

¿Qué debo hacer si me encuentro con un mendigo? En la estación o en una calle comercial te pasa a menudo que, de repente, ves frente a ti la aparación de una copita de cartón o que alguien se dirige a ti porque necesita dinero para el alojamiento o un billete de tren. Los encuentros con mis prójimos siempre me han causado un sentimiento nervioso. Ahí hay algo que no cuadra.

Si sigo andando sin donar, me siento una persona insensible y egoísta. Pero, la mayoría de la gente tampoco se siente a gusto después de haber donado algo — ”¿Lo debo haber hecho? He ayudado realmente a alguien de esta manera o he redimido solamente mi sentimiento de culpa?” Hace algunos meses encontramos este pequeño artículo cuyo autor es desconocido.  Hemos verificado, sin embargo, la autenticidad de la historia a través de nuestras fuentes en Bangkok y Camboya. Según parece, resulta que tiene una verdad chocante.  Sigue leyendo el artículo ahora en la página siguiente para descubrir cuál es la verdad chocante…